Los juguetes eróticos también se adaptan a las nuevas tecnologías.

El mercado de los juguetes eróticos es un negocio en expansión que se está adaptando a las nuevas tecnologías para conseguir orgasmos perfectos. Artículos creados para satisfacer las necesidades sexuales de sus propietarios mejoran cada día gracias a la inversión en diseño e investigación.

Hace unos años, cuando el sector empezó desarrollarse, era común encontrarnos con productos de acabados muy reales, que trataban de asemejarse a nuestras partes más íntimas. Por aquel entonces, conseguíamos placer cerrando los ojos y transportándonos a los lugares más recónditos de nuestra imaginación, mientras usábamos la silicona que comprábamos de forma clandestina en comercios poco iluminados.

Pero los tiempos cambian y el mercado ha evolucionado a mejor. El comercio online y la evolución tecnológica de los artículos ha conseguido mejorar nuestra relación con el sexo. Mentes brillantes han entrado en el sector para diseñar el mejor de los amantes. Hoy podemos encontrar juguetes más complacientes, con diseños más sensuales y con altas dosis innovación.

 

Este es el caso de Lelo, una marca que surge con la mejor de las ideas, ¿Y si nuestros objetos más íntimos fueran tan bonitos como aquellos que mostramos con orgullo?

Desde entonces han conseguido integrar en sus productos placer y belleza a partes iguales, revolucionando el mercado y la mentalidad de sus usuarios.

Vibrador doble función Lelo Insignia Soraya

 

 

 

 

 

Otras marcas también se han unido a la labor de crear objetos de placer revolucionarios. Con la apuesta por la comunicación y adaptándose a las nuevas funcionalidades móviles surgen propuestas tan interesantes como las de Vive y sus vibradores por control remoto.

Vibrador Zeki por control remoto de Vive

Son muchas las opciones que nos está dejando la industria y la investigación sigue creciendo. Quién sabe, ¿Llegarán algún día los robots sexuales que acaben sustituyendo las relaciones entre personas? Esperemos que no. De momento lo que sabemos es que estos avances nos están proporcionando nuevas y satisfactorias sensaciones y, en muchos casos, ayudando en forma de terapia a  aquellas personas que han visto sus relaciones perjudicadas por la insatisfacción sexual.