El grave problema de la sequedad vaginal.

La sequedad vaginal es la consulta médica más habitual relacionada con problemas durante la actividad sexual. Si tienes este problema o lo sufre tu pareja, sabrás perfectamente cuán grande es, puesto que convierte las relaciones sexuales en una actividad molesta y poco gratificante. Los problemas derivados son numerosos. No solo por la relación en sí, en la que se pueden generar grietas en el cuello uterino por la fricción. Es que además están las consecuentes infecciones vaginales en dichas grietas, por no tener el antiséptico natural que constituye una buena lubricación, debido a su acidez natural.

La sequedad vaginal puede afectar a cualquier mujer. Sin embargo, es después de la menopausia cuando se vuelve más común. Más del 40% de las mujeres de entre 40 y 50 años lo sufren.

Causas de la sequedad vaginal

Cambios hormonales. La disminución en los niveles de estrógeno durante la menopausia o la perimenopausia; después del parto o durante la lactancia y los que pueden provocar algunos tratamientos como el del cáncer, pueden producir la disminución de estrógenos que conlleva una disminución en la lubricación. Este problema se ha de tratar a través de tu médico, que ha de proporcionarte un tratamiento específico de estrógenos.

Medicamentos. Los antihistamínicos, así como medicamentos para el asma, pueden tener este efecto secundario. Además de las terapias hormonales. Mujeres que toman anticonceptivos hormonales o las sometidas a tratamientos supresores hormonales para de cáncer de mama.

Falta de excitación sexual. Este problema puede llegar a ser el más difícil de tratar. No existe un tratamiento específico para recuperar la libido con tu pareja. Una solución es acudir a profesionales médicos, terapeutas, coach de parejas e incluso sexólogos, si el problema pudiera derivarse de problemas durante la relación sexual.

Ansiedad y estrés. Cuando una mujer sufre ansiedad o se encuentra estresada, no hay suficiente flujo de sangre en el cuerpo. Lo que puede ser motivo de sequedad vaginal. Además el hecho de no poder desconectar evita concentrarse en el momento sexual. El Deporte, el Yoga o, e incluso algunos relajantes homeopáticos, pueden resultar una ayuda. En casos más graves, recomendamos contactar con tu médico para tratamientos psicológicos, contra la ansiedad o el estrés.

Aporta soluciones.

Expertos como Sonia García, psicóloga y Sexóloga online, pueden orientar a mujeres y parejas que sientan perjudicadas sus relaciones intimas a causa de este problema. También existen otro tipo de soluciones como las que propone La Zona PsicoSexual, un programa de radio online sobre Psicología, Sexualidad y Parejas.

Además, el objetivo por el cual se fundó Flamma, era precisamente insuflar una chispa de erotismo y de diversidad en la monotonía de las parejas. Para ello, te recomendamos que introduzcas novedades en tus relaciones de manera progresiva. Aumentarás la excitación, lo que repercute directamente sobre tu lubricación natural. Esto es, por ejemplo, dar rienda suelta a tus fantasías, una venda en los ojos, un juguete compartido, romper la monotonía. En nuestra tienda online puedes encontrar accesorios que devolverán la llama de la pasión a tus relaciones.

Y por último y no menos importante los lubricantes como alternativa a la lubricación natural. En Flamma te recomendamos los lubricante con base al agua para la utilización con juguetes y en combinación con preservativos y los lubricantes de silicona para juegos duraderos y con sequedades más extremas, puesto que no se secan.

Lubricante Aquaglide Sabores base al agua

Evita los remedios no específicos.

Las soluciones caseras y la desinformación pueden jugarte una mala pasada. Lo ideal es siempre consultar la opinión de expertos antes de probar soluciones no contrastadas. Debes tener en cuenta que productos químicos como jabones, productos de higiene, colorantes y perfumes, pueden generar alergias o modificar el ph natural de las paredes de la vagina. Actualmente existen productos específicos. Geles que se adaptan a las particularidades de cada tipo de piel. Productos adaptados según la intensidad del problema. Las soluciones son muchas, pero si tienes dudas lo mejor es consultar a expertos cualificados.

Te recordamos que a través de nuestra web, nuestro equipo puede informarte de las características de nuestros productos. También puedes dejar tus comentarios y estaremos encantados de responderte.